Cómo conseguir la custodia monoparental

Conseguir la custodia monoparental

Para conseguir la custodia monoparental hay que tener presente los factores que valora el Juez. Como veremos a continuación se van a tener en cuenta aspectos como el entorno familiar y social, la relación del hijo con cada progenitor e incluso las opiniones de los niños dependiendo de su edad.

Cuando nos encargamos de un asunto de separación o divorcio con hijos una de las primeras tareas es explicar al cliente las opciones de custodia que existen. En España el Derecho de Familia contempla cuatro tipos de custodia:

  1. Custodia monoparental: también se denomina individual o exclusiva por consiste en atribuir la custodia total a uno de los progenitores.
  2. Custodia compartida: Cuando el Juez decide atribuir la custodia a ambos progenitores.
  3. Custodia partida: también se denomina distributiva porque los progenitores se reparten los hijos, unos quedan en compañía de uno de los progenitores y otros en la del otro progenitor.
  4. Custodia ejercida por un tercero: En este caso el Juez va a atribuir la custodia a una tercera persona, pueden ser los abuelos, tíos u otros parientes.

A partir de aquí el progenitor decide qué opciones le convienen más. Cada caso es diferente, ninguna opción es mejor ni más válida, lo ideal es velar siempre por el interés de los menores.

Si en su caso desea modificar la situación actual, es decir que busca motivos para quitar la custodia al padre o la madre, también le podemos ayudar.

Qué es la custodia monoparental

Obtener la custodia de un hijo implica convivencia y su cuidado diario. Cuando se trata de custodia monoparental uno de los progenitores obtiene la custodia completa y toda esta responsabilidad recae sobre él en exclusiva. Legalmente se denomina progenitor custodio y como es natural será el que tenga mayor contacto y relación personal con los hijos.

Es importante valorar esto ya que, aunque puntualmente se puede recurrir al apoyo de familiares, implica que el padre o la madre deberán hacerse cargo de los hijos todos los días. Cualquier persona con hijos sabe que esto no es tarea fácil, dependiendo de la edad, los hijos pueden ser muy demandantes y esta situación se puede volver abrumadora si se tiene que conciliar con un trabajo fuera de casa.

Para compensar la asunción de esta responsabilidad, salvo que haya un acuerdo diferente, el progenitor custodio será quien disfrute de la vivienda familiar hasta que los hijos sean mayores de edad. Además recibirá una pensión de alimentos e incluso puede llegar a percibir una pensión compensatoria.

¿Y qué pasa con el progenitor no custodio? La realidad es que suele ser la parte que sale perjudicada. Nuestra labor como abogados es negociar o luchar legalmente por sus intereses. Es decir, podremos negociar el derecho a visitar a sus hijos según unas condiciones, derecho a comunicarse con los hijos cuando lo desee y siempre que se respeten sus actividades, derecho a pasar varios días con ellos en fines de semana o vacaciones.

En cualquier caso, y siempre que no se pierda la patria potestad, el progenitor custodio debe informar al otro de cualquier cuestión relevante sobre los hijos. Nos referimos a temas escolares, de salud, viajes, etc.

¿Es mejor la custodia monoparental o compartida?

Debemos tener claro que ningún tipo de custodia es perfecta para todos los casos. Muchas parejas optan por la custodia monoparental por motivos laborales o personales.

Hoy en día la custodia monoparental sigue siendo la opción predominante. Tradicionalmente este tipo de custodia se ha atribuido a la madre. Pero la sociedad va cambiando, y ahora muchas madres se han incorporado al mercado laboral. Al igual que cada vez más padres asumen tareas domésticas, también hay cada vez más padres que no quieren renunciar a la custodia de sus hijos.

Estos cambios sociales, sumados al hecho de que en muchos casos el reparto de la custodia es más beneficioso para los hijos, está haciendo que en los últimos años veamos un incremento en el número de custodias compartidas. Pero tampoco nos engañemos, la custodia monoparental para el padre sigue siendo algo residual.

Acordar la custodia monoparental con el cónyuge

Lógicamente no todas las separaciones o divorcios con hijos acaban mal. Puede que al principio sea difícil dependiendo de las razones que llevaron a la ruptura, pero en muchos casos en lo referente a los hijos conseguimos llegar a acuerdos.

Si es posible, lo mejor es optar por un divorcio de mutuo acuerdo para acelerar el proceso y reducir los costes. Es cierto que en alguno casos se usa a los hijos para hacer daño, pero afortunadamente no es lo habitual.

Nuestro consejo es intentar llegar siempre a un buen acuerdo en el que ninguna de las partes salga claramente perjudicada. De lo contrario es más probable que no paren de surgir conflictos y disputas legales tras el divorcio.

Si vemos que por las circunstancias la opción más adecuada es que uno de los padres se ocupe de los hijos, lo mejor es acordar la custodia monoparental con el cónyuge. No debemos olvidar que si las circunstancias cambian, el progenitor no custodio siempre tendrá derecho a solicitar el cambio de tipo de custodia.

Si hay acuerdo entre las partes, simplemente falta contratar a un abogado experto en Derecho de Familia para que redacte el convenio regulador. Es un contrato por escrito donde se van a recoger los acuerdos alcanzados en materia de custodia, derechos y deberes de los progenitores, etc. Tras su redacción deberá ser aprobado por el Ministerio Fiscal, una vez más cabe recordar que son los encargados de velar por los intereses del menor, así como el Juez que será quien tenga la última palabra.

Cómo conseguir la custodia exclusiva si no hay acuerdo

Por experiencia sabemos que en las separaciones o divorcios con hijos éstos son una de las mayores preocupaciones. Si por desgracia no es posible lograr un acuerdo sobre la custodia de los hijos se tendrá que iniciar un procedimiento de divorcio contencioso.

Nuestra labor será defender sus intereses y su postura ante los tribunales para lograr la custodia monoparental. En estos casos es imprescindible contar con un abogado, y lo mejor es recurrir a un abogado especialista en Derecho Civil y de Familia. La experiencia es un grado y nosotros llevamos más de 25 años. Hemos visto de todo y sabremos cómo alcanzar sus objetivos de la mejor manera posible.

Hay que tener presente que el Juez tomará su decisión siempre en función del interés superior del menor. Por tanto, para conseguir la custodia monoparental tendremos que fundamentar la petición con alegaciones y pruebas sólidas. Por su parte, el Juez solicitará un informe al Ministerio Fiscal. Además se valorará la relación de los padres entre sí y con los hijos. En el caso de que alguno de los hijos tenga al menos 12 años se escuchará su opinión.

En Odériz Echevarría somos abogados especialistas en custodia monoparental. Llevamos más de 25 años ayudando a padres y madres a lograr el tipo de custodia que desean. Contacta con nosotros llamando o enviando el siguiente formulario. Estaremos encantados de valorar su caso.

Infórmese sin compromiso

Rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad







Autor: Odériz Echevarría

Despacho de abogados especializado en derecho de Familia y Civil. Ponemos a su servicio más de 25 años de experiencia defendiendo a clientes.

Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies