Las 8 disputas legales más frecuentes tras el divorcio

Las 8 disputas legales más frecuentes tras el divorcio

El divorcio es el final del matrimonio, pero el comienzo de muchas disputas legales. Con frecuencia las parejas recurren a sus abogados tras la sentencia de divorcio para modificar medidas de la sentencia o el convenio regulador, o bien para hacer que se cumplan.

En Odériz Echevarría llevamos más de 25 años asesorando en asuntos de divorcio. Después de todo este tiempo hemos visto de todo. A continuación realizamos un repaso a las 8 disputas legales más frecuentes tras el divorcio:

1. Pago de la pensión alimenticia

Uno de los problemas más habituales se produce cuando el cónyuge no paga la pensión alimenticia. Como es natural el pago es obligatorio porque resulta imprescindible cubrir las necesidades de los menores. Se suelen alegar la falta de recursos, la represalia por problemas con la visita a los menores o la compensación de alguna otra deuda, pero no servirán como justificación. Los niños deben estar siempre al margen y ser la prioridad, por lo que el impago de la pensión alimenticia puede conllevar más gastos e incluso una condena penal.

2. Actualizar la pensión alimenticia

Al igual que los sueldos, las pensiones alimenticias requieren de un sistema de actualización para no devaluarse. Esta medida es obligatoria y se recoge en la sentencia, si no se cumple las consecuencias también pueden ser más gastos y hasta una condena penal. Por lo general se suele recurrir al IPC como índice para actualizar la pensión de alimentos. Si tiene dudas consulte con su abogado de familia para evitar problemas.

3. Pago de la hipoteca

Cuando hablamos sobre quién se queda con la vivienda ya comentamos que es perfectamente posible que el titular de la vivienda tenga que marcharse para ceder el uso y disfrute a los hijos y al otro cónyuge. Obviamente esto no suele ser plato de gusto o bien puede que no se tengan suficientes recursos económicos. En cualquier caso, tanto si se es el titular como el copropietario, dejar de pagar la hipoteca de la vivienda familiar será una muy mala decisión. Se corre el riesgo de que el banco ejecute la hipoteca o impute gastos adicionales y además estamos afectando de manera directa a los menores que son quienes realmente tienen adjudicada la casa.

4. La nueva pareja del cónyuge custodio

Muchos divorcios acaban mal, si a esto sumamos la pérdida de la custodia, de la vivienda y que el otro cónyuge rehaga su vida con otra persona las cosas se pueden poner muy tirantes. Una de las disputas legales más frecuentes tras el divorcio sucede cuando la nueva pareja del cónyuge custodio se deja ver por la vivienda familiar. Desde finales de 2018 el Tribunal Supremo cambio de doctrina, de manera que si se demuestra que es una relación estable y reside en la vivienda se puede lograr que deje de ser la vivienda familiar.

5. Tomar decisiones relevantes sobre los menores forma unilateral

Si ambos progenitores comparten la patria potestad ambos deben participar en la toma de decisiones. Nos referimos a cuestiones relevantes como el cambio de colegio, las actividades extraescolares, cambios de residencia, etc. El hecho de tener la custodia hace que algunos progenitores tomen decisiones sobre los hijos de forma unilateral. Como es natural el otro cónyuge se siente desplazado de su patria potestad y podrá reclamar al Juez.

6. Disputas legales por el régimen de visitas

En un divorcio con niños los menores son la prioridad y su derecho a recibir visitas de su otro progenitor es fundamental. Sin embargo una vez más es habitual que el progenitor que tenga la custodia ponga dificultades para las visitas. Este situación puede estar originada por diversas causas, lo mejor es consultar con el abogado de familia ya que si se incumple de manera reiterada podría acabar con un cambio de custodia.

7. Pago de la pensión de alimentos cuando ya no procede

El pago de la pensión de alimentos está limitado en el tiempo. En algunos casos se fija con fecha límite la mayoría de edad del menor, en otros se prorroga hasta que consigue independizarse económicamente. Después de muchos años es posible que se pierda la noción de cuándo se acaba. Igual que el pago de la pensión de alimentos es obligatorio, también se debe comunicar cuando termina la obligación, en caso contrario el progenitor no custodio podría demandar por enriquecimiento injusto o incluso abuso de Derecho lo que implicaría intereses y costas.

8. Disputas legales por las mascotas

Aquellas familias que cuentan con mascotas como es natural también se enfrentan por su custodia. Para muchos es uno más de la familia y tras el divorcio desean mantener su compañía. Las disputas legales por los perros, gatos o cualquier otra mascota están a la orden del día. El Código Civil en España incluye a las mascotas como seres sintientes, no son bienes, y por tanto se deben respetar y proteger. Si no se cumple la sentencia o no se está de acuerdo es habitual que los abogados de familia también tengamos que mediar.

Las separaciones y divorcios con hijos muchas veces se complican. Si se está produciendo alguna de estas situaciones y necesita ayuda legal contacte con nosotros. En Odériz Echevarría contamos con un excelente equipo de abogados especializados en Derecho de Familia y Civil.

Infórmese sin compromiso

Rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad







Autor: Odériz Echevarría

Despacho de abogados especializado en derecho de Familia y Civil. Ponemos a su servicio más de 25 años de experiencia defendiendo a clientes.

Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies