7 preguntas sobre la custodia compartida

custodia compartida

En la sociedad actual es muy normal conocer algún matrimonio con hijos que ha terminado en divorcio. En este artículo vamos resolver 7 preguntas sobre la custodia compartida que nos plantean con frecuencia.

Entre 2007 y 2010 apenas un 10% de los divorcios con hijos terminaba con custodia compartida. Diez años después, en 2018 la tendencia sigue en alza y la media nacional ya es de 1 de cada 3 divorcios. En algunas regiones la cifra es aún más alta.

En líneas generales el norte es más proclive a optar por la custodia compartida. Más concretamente en regiones como País Vasco, Navarra o Cataluña más del 40% de los casos de divorcio con hijos se resuelve optando por una custodia compartida.

En cambio en el sur, en regiones como Murcia, Extremadura o Andalucía las cifras siguen muy por debajo de la media de España. La resolución de casos de divorcio con custodia compartida es de apenas 2 de cada 10.

Estas diferencias pueden tener mucho que ver con sociedades más informadas y la evolución de la mentalidad. Aunque también debemos tener en cuenta que han habido regulaciones regionales que han propiciado este incremento por darle preferencia.

1. Qué es la custodia compartida

Su denominación la define bastan bien, la custodia compartida permite que ambos progenitores se puedan repartir la custodia de los hijos. De esta manera tienen igualdad de condiciones y derechos sobre el cuidado y la educación.

Entonces surge la duda, pero ¿cuántos días con cada uno?. Este reparto se puede negociar de mutuo acuerdo o de forma contenciosa siendo el Juez quien tenga la última palabra.

Cuando la relación entre los padres ha terminado muy mal lo habitual es que no haya acuerdo. En tales casos el Juez decide lo más conveniente tras el informe pericial. Los psicólogos y los equipos psicosociales de los juzgados tienen mucha experiencia analizando la situación familiar y su entorno. En cuanto a los menores de edad, su opinión sólo se suele tener en cuenta si son mayores de 12 años.

En cualquier caso lo primordial es velar por el bien del menor. Se intenta que la nueva situación sea lo más parecida a la anterior al divorcio. Obviamente será diferente, pero si ningún progenitor quiere renunciar a la custodia lo lógico es encontrar un acuerdo.

La custodia compartida es buena para los niños, pero no siempre es la mejor opción. Como abogados de familia debemos ser realistas y asesorar para lograr el mejor resultado.

2. ¿Puede haber custodia compartida sin acuerdo entre los padres?

La custodia compartida si la madre no quiere pero el padre la solicita, o viceversa, se tendrá que decidir en el Juzgado. La falta de acuerdo no impide que se aplique este tipo de régimen si va en beneficio de los hijos.

Cuando un progenitor lucha por la custodia exclusiva es habitual que argumente que hasta ese momento se ha ocupado en mayor medida de la crianza y que por tanto tiene más derecho. Sin embargo esto no es tan sencillo, no debemos olvidar el derecho de los hijos a relacionarse con ambos progenitores.

Cuando ambos progenitores no quieren renunciar a la crianza tras el divorcio es habitual que luchen por la custodia monoparental si la relación no es buena, o que acepten una custodia compartida pero con una mayor proporción de tiempo.

Por experiencia sabemos que lo mejor es hacer un esfuerzo por llegar a un acuerdo. Los padres son quieres mejor conocen a sus hijos y sus necesidades, por tanto son los que pueden tomar las decisiones más adecuadas.

Si no llegan a un acuerdo se resolverá por un procedimiento judicial más costoso y más duro emocionalmente, especialmente para los hijos. Además es posible que resuelva denegar la custodia compartida si considera que es más beneficioso para el menor.

3. La custodia compartida no siempre es la mejor opción

Por nuestra experiencia como abogados de familia sabemos que no siempre es la mejor solución. En algunos casos de divorcio se dan circunstancias que lo desaconsejan. Además no debemos olvidar que siempre debe prevalecer el beneficio del menor.

Por ejemplo si uno de los progenitores viaja mucho, si hay enfrentamientos entre progenitores cada vez que se ven, si tienen horarios totalmente incompatibles o si van a vivir muy distanciados cabe valorar una custodia monoparental como mejor solución.

Aunque la custodia compartida parezca la solución más equitativa, no necesariamente es la mejor. En todo caso es  la opción deseable, pero debemos ser realistas. Si no hay acuerdo el peritaje psicológico tendrá en cuenta aspectos como quién tiene mayor apego al menor, quién se ha responsabilizado más de él, quién tiene posibilidades reales de hacer cargo, posibilidad de ayuda familiar, etc.

4. Requisitos para la custodia compartida

Si al menos uno de los progenitores solicita la custodia compartida esta será valorada por el Juez. Más que el Código Civil, es la jurisprudencia del Tribunal Supremo la que ha establecido una serie de requisitos para la custodia compartida:

  • La relación de cada progenitor con sus hijos.
  • La cercanía de los domicilios entre ambos progenitores.
  • Los horarios de trabajo compatibles con la crianza.
  • Una edad de los hijos, superior a los 3 años.
  • Sus aptitudes personales para ejercer como padre o madre.
  • El cumplimiento de los deberes en relación con los hijos.
  • La existencia de respeto mutuo en sus relaciones personales y que no existan discrepancias con respecto a la educación de los hijos.
  • El deseo de los menores, aunque sólo se suele tener en cuenta si tienen al menos 12 años.
  • El número de hijos.
  • Los resultados del informe psicológico pericial o cualquier otro informe exigido legalmente.

Además de estos requisitos el Juez tendrá en cuenta otros aspectos. Cada procedimiento de divorcio es diferente y hay muchos factores a tener en cuenta.

5. ¿Hay pensión de alimentos en una custodia compartida?

En el régimen de custodia compartida es habitual que se compartan los gastos y se prescinda de la pensión de alimentos. Sin embargo, teniendo en cuenta los ingresos de cada progenitor el Juez puede fijar una pensión de alimentos para compensar desequilibrios.

Por tanto, luchar por una custodia compartida con el objetivo de ahorrarse la pensión de alimentos no siempre es una buena estrategia. Si esta cuestión le preocupa lo mejor es preguntar directamente a su abogado.

6. Tipos de custodia compartida

La custodia compartida requiere de soluciones totalmente individualizadas para cada familia. Influyen muchos factores, como son los horarios laborales y el tiempo libre, las necesidades de los menores, dónde se vive, etc.

Las custodias compartidas se pueden organizar por días, semanas, meses e incluso anuales. Hay muchísimas variantes y los progenitores tienen posibilidad de negociarlo para que la nueva situación sea lo más cómoda posible para todos.

Se planifica todo, desde las vacaciones a festivos puntuales como el día de Reyes o los cumpleaños. El reparto de custodia habitual es por semanas alternas o quincenas. Dependiendo de la edad se llegan a establecer visitas entre semana para que no pierdan el contacto.

7. ¿Dónde viven los hijos si hay custodia compartida?

La legislación actual es muy flexible en este apartado, lo importante es velar por el bienestar de los hijos. Las opciones habituales suelen ser:

  1. Domicilio fijo de los hijos o casa nido: La que era vivienda familiar puede permanecer como domicilio fijo, o bien se puede buscar una nueva vivienda. En esta opción serán los padres los que vienen y van.
  2. Domicilio rotatorio para los hijos: en este caso cada progenitor tiene su vivienda y los hijos vienen y van según el reparto de custodia.

La primera opción parece la más favorable para los hijos, pero siendo realistas implica importantes inconvenientes para los progenitores. Para empezar deberán mantener tres viviendas, y la solvencia de muchas familias no dan para tanto.

La realidad es que el divorcio en muchos casos conlleva a un empobrecimiento. Además intentar mantener una casa nido puede ser el origen de más enfrentamientos si no hay entendimiento en cuanto, orden, limpieza, mantenimiento, etc.

En lo que se refiere al empadronamiento, cuando el domicilio de los menores es fijo no hay duda. Sin embargo lo habitual es que sea rotatorio, así que se tiende a escoger el domicilio donde pasan más tiempo.

Si los periodos de custodia son los mismos, los progenitores deberán llegar a un acuerdo. Como en otras cuestiones, si no hay acuerdo será el Juez quien tome la decisión.

En la siguiente entrevista, Jesús Odériz como abogado con más de 25 años de experiencia en Derecho Civil y de Familia, resuelve estas y otras cuestiones.

En la sociedad actual se lucha por la igualdad entre el hombre y la mujer. Lograr una mayor igualdad en la resolución de custodias puede ser muy positivo. Sin duda la custodia compartida es buena para los niños cuando se dan las circunstancias adecuadas. Si quiere que le ayudemos con su divorcio póngase en contacto con nosotros.

Infórmese sin compromiso

Rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad







Author: Odériz Echevarría

Despacho de abogados especializado en derecho de Familia y Civil. Ponemos a su servicio más de 25 años de experiencia defendiendo a clientes.

Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies