Renunciar a la herencia

Renunciar a una herencia

Aunque la situación de tener que renunciar a la herencia puede parecer extraña, es más común de lo parece y se debe seguir una serie de procedimientos para realizarlo con éxito.

Heredar se ha convertido en una de las situaciones legales que más preocupan a los españoles y que más dudas plantea. Todo heredero cuando fallece la persona tiene derecho a dos opciones: renunciar o aceptar la herencia.

Cada día hay más casos de personas que tienen que renunciar a la herencia por el motivo de que el pago de impuestos por su aceptación supera a la cantidad que recibiría por ella.

Razones por las que se renuncia

Existen causas por las que las personas renuncian a las herencias:

  1. Situación económica en la que vivimos. Ante la falta de trabajo o situaciones provocada por la crisis, las personas pueden llegar a acumular más deudas que bienes.
  2. Cuando la propiedad o propiedades que van a recibir se encuentran en un estado muy antiguo o en ruinas y la reforma de esta supera al valor real de la casa.
  3. Pago de impuestos. En el caso de que existan inmuebles, se deben realizar los pagos correspondientes a los impuestos de sucesión y plusvalía. Este último, es el que se tiene que desembolsar mayor cantidad de dinero y suele ser la principal causa de la renuncia.

¿Se puede renunciar a una herencia en vida?

Si se está planteando si es posible o no renunciar a una herencia en vida (cuando la persona todavía no ha fallecido) la respuesta es no.

Así de concluyente lo contempla el Código Civil español en su Art. 991 : Nadie podrá aceptar ni repudiar sin estar cierto de la muerte de la persona a quien haya de heredar y de su derecho a la herencia”. 

Las causas por las que se quiera renunciar en vida pueden ser varias, pero las más comunes son porque se conozcan las deudas que con seguridad dejará a esa futura herencia o porque la relación con la persona de la que va a heredar es mala.

Tampoco tendrá valor legal si se deja por escrito la futura renuncia de la herencia o se dice públicamente que se renuncia a los bienes, es decir, una vez fallezca la persona de la que en vida se quería renunciar a la parte de la herencia correspondiente, tendrá que hacer todos los trámites necesarios para rechazar la herencia una vez se se tenga conocimiento del derecho real a heredar.

¿Se puede renunciar a parte de una herencia?

La respuesta es no. Cuando una persona acepta una herencia, esto incluye la aceptación tanto de los bienes como de las obligaciones que tuviera la persona fallecida. Y de igual manera ocurre con la renuncia. La persona si renuncia, tendría que desistir tanto de los bienes como de las deudas.

¿Cuánto cuesta rechazarla?

El coste de rechazar una herencia puede variar dependiendo de estos factores:

  • Este procedimiento es necesario realizarlo mediante una escritura ante notario en la que se deje claro que se renuncia a la herencia, lo que conlleva ciertos gastos, que pueden abarcar aproximadamente los 100 euros.
  • Aunque menos usual, tampoco es raro que para tomar la decisión necesitemos los servicios de asesores profesionales: abogados, asesores fiscales, tasadores inmobiliarios, expertos contables o financieros…

Renunciar a una herencia en favor de otro heredero

Si se renuncia una herencia en beneficio de otra persona, estaríamos técnicamente, ante una cesión de ese derecho a la herencia. Esto supone, principalmente, que el heredero, pese a rechazar la herencia, sí debería asumir el pago de los impuestos correspondientes.

Si se encuentra en esta situación, no dude en contactarnos y le ayudaremos en todo el procedimiento. Somos especialistas en Derecho  de Familia.

Infórmese sin compromiso

Rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad







    Autor: Odériz Echevarría

    Despacho de abogados especializado en derecho de Familia y Civil. Ponemos a su servicio más de 25 años de experiencia defendiendo a clientes.

    Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies