Redacción de contratos en Málaga y Marbella

Redacción de contratos en Málaga y Marbella

Seguro que en alguna ocasión has oído el refrán: «las palabras se las lleva el viento». Efectivamente, los acuerdos verbales a menudo dejan margen para malentendidos y problemas, contar con contratos bien redactados es esencial.

Aunque algunos puedan sentir cierta reserva al formalizar contratos en relaciones personales, esto no es un signo de desconfianza, sino una garantía de claridad y tranquilidad. Los abogados juegan un rol importante, ya que brindan asesoramiento, establecen claridad y te ayudan a mantener esas relaciones de manera fluida.

Los contratos actúan como las piedras angulares de los acuerdos legales, definiendo los derechos y responsabilidades de ambas partes. Cuando surgen desacuerdos o interpretaciones divergentes, un juez se basa en estos documentos para resolver conflictos.

En este contexto, la redacción precisa de contratos y documentos legales cobra una importancia fundamental. En nuestro despacho, somos expertos en redacción de contratos jurídicos y documentos legales, abarcando un amplio abanico de situaciones.

Redacción de contratos y documentos legales

Hay ciertos modelos y contratos que podemos descargar de Internet de forma gratuita o previo pago, sin embargo estos documentos legales no están ajustados a nuestras necesidades, pueden estar obsoletos o contener errores que invalidarían el documento.

Entendemos que si una persona tiene pocos recursos, son opciones que le permiten seguir adelante. Sin embargo, si quieres liberarte de preocupaciones a la hora de redactar contratos o documentos legales lo mejor es obtener asesoramiento profesional.

Se recomienda que los contratos siempre estén elaborados y revisados por un profesional, puesto que es quien conoce la legislación contractual vigente, y en consecuencia aplicará la preceptiva ley y los formalismos jurídico-técnicos requeridos.

Recordemos que en España hay legislaciones que varían entre comunidades autónomas, y que una redacción deficiente del contrato puede derivar en consecuencias jurídicas adversas para los intereses de cualquiera de las partes.

Todos los meses nos llegan casos de contratos que fueron redactados con las mejores intenciones, pero que contienen fallos de bulto o han dejado desprotegidos los intereses de un propietario, por ejemplo a la hora de alquilar una vivienda, garaje o local comercial.

Tipos de contratos

Existe una amplia variedad, pero estos son los tipos de contratos que realizamos con mayor frecuencia para nuestros clientes:

  • Contratos de compraventa de bienes muebles e inmuebles.
  • Contrato de arras.
  • Contrato de arrendamiento de vivienda.
  • Contrato de arrendamiento de local comercial.
  • Contrato de arrendamiento garaje.
  • Contrato de obra y servicio.
  • Contrato de agencia.
  • Contrato de comisión.
  • Contrato de permuta.
  • Contrato de donación.
  • Contratos empresariales, contratos entre accionistas, constitución de sociedades.
  • Contratos para autónomos.
  • Actas de sociedades.
  • Estatutos.
  • Convenios de cualquier tipo.
  • Renuncias contractuales.
  • Reconocimiento de deuda.
  • Declaraciones y Recibos.
  • Capitulaciones matrimoniales.
  • Certificados.
  • Declaraciones.
  • Escritos para inquilinos y arrendadores, por deudas e impagos, entre otros.

Estos contratos son esenciales en un amplio abanico de situaciones, ya sea para establecer, interpretar, cumplir o resolver acuerdos.

Si te encuentras con desafíos o incertidumbres en relación a cualquier tipo de contrato, en el despacho Odériz Echevarría de Marbella o Málaga capital estamos disponibles para asistirte personalmente.

¿Quién se encarga de redactar contratos?

Si necesitas redactar contratos y te generan dudas puntos como las cláusulas o las condiciones, por si están o no dentro de la legalidad, o porque no quieres dejar ningún cabo suelto, sin duda lo mejor que puedes hacer es acudir a un abogado para redactar el contrato.

Es la única manera de tener la confianza y tranquilidad de hacer firmar un documento legal, que protege nuestros derechos e intereses.

En caso de conflicto con la otra parte, será mucho más sencillo negociar con sus abogados o acudir a los tribunales para defender lo pactado en el contrato.

Contenido de un contrato

La estructura de un contrato es fundamental para mantener la información organizada y comprensible. Somos conscientes de que muchísimos contratos no son redactados ni tan si quiera revisados por un abogado, ya que cuando las cosas se tuercen nos toca lidiar con esos «contratos».

Nuestra recomendación es que siempre pidas a un abogado que revise un contrato, y lo ideal es que sea redactado por un abogado, para que se exprese de manera correcta y proteja tanto los intereses personales como comerciales.

Aunque los contratos escritos pueden variar en su organización, seguir una estructura sólida facilita la claridad y la accesibilidad. Los títulos precisos para cada sección y el uso de énfasis visual, como negritas y subrayados, ayudan a resaltar información clave.

En general, la mayoría de los contratos incluyen estos elementos:

  1. Título: Identifica el tipo de contrato y las partes involucradas.
  2. Introducción de Partes y Finalidad: Presenta a las partes y establece el propósito del contrato.
  3. Definiciones de términos materiales: Aclara el significado de los términos esenciales utilizados en el contrato.
  4. Convenios y Promesas de Desempeño: Detalla los compromisos que ambas partes asumen.
  5. Condiciones: Establece las circunstancias bajo las cuales se aplicará el contrato.
  6. Incumplimiento y sus consecuencias: Especifica qué sucede si alguna de las partes no cumple con lo acordado.
  7. Representaciones y Garantías: Enumera las declaraciones y garantías hechas por las partes.
  8. Disposiciones estándar: Son cláusulas comunes en contratos.
  9. Procedimiento para Modificar Contrato: Indica cómo se pueden realizar cambios en el contrato.
  10. Derechos de Cesión y Delegación: Aborda la transferencia de derechos u obligaciones a terceros.
  11. Solución alternativa de controversias: Describe cómo se resolverán las disputas.
  12. Elección de Ley y Foro: Establece la jurisdicción legal en caso de conflicto.
  13. Integración: Aclara que el contrato es la expresión total del acuerdo.
  14. Divisibilidad: Indica que si una parte del contrato es inválida, el resto sigue siendo efectivo.
  15. Cláusula Exculpatoria: Limita la responsabilidad por ciertos daños o pérdidas.
  16. Fuerza Mayor: Define cómo se manejarán situaciones fuera del control de las partes.
  17. Honorarios de Abogado: Estipula quién cubrirá los costos legales en caso de disputa.
  18. Bloque de firma: Espacio para las firmas de las partes involucradas.

Cabe destacar que no todos los contratos necesitan cada uno de estos elementos. La estructura varía según las necesidades y objetivos de las partes involucradas.

En resumen, nuestro servicio de redacción de contratos y documentos legales está diseñado para brindarte soluciones personalizadas. Tu tranquilidad es nuestra prioridad, y a través de este servicio, nos aseguramos de que tus necesidades legales estén cubiertas de manera completa y eficiente.

Infórmese sin compromiso

Rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad

    Autor: Odériz Echevarría

    Despacho de abogados especializado en derecho de Familia y Civil. Ponemos a su servicio más de 25 años de experiencia defendiendo a clientes.

     

    Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies