Reclamar intereses abusivos

Reclamar intereses abusivos

A la hora de reclamar intereses abusivos en préstamos lo ideal es contar con el respaldo de un buen abogado. Un profesional con los conocimientos y la experiencia para defender con firmeza tus derechos e intereses.

¿Te parece que has pagado más de lo normal en tu préstamo personal? Es posible que hayan aplicado intereses que van en contra de la Ley. Si quieres salir de dudas, lo mejor es contactar con abogados expertos en derecho bancario, en el despacho Odériz Echevarría te podemos ayudar.

Intereses abusivos en préstamos personales

Los conocidos como «intereses abusivos» son técnicamente intereses usurarios, regulados por la Ley de Represión de la Usura de 1908. Esta ley en su Artículo 1º ya declara:

Será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales.

Será igualmente nulo el contrato en que se suponga recibida mayor cantidad que la verdaderamente entregada, cualesquiera que sean su entidad y circunstancias. Será también nula la renuncia del fuero propio, dentro de la población, hecha por el deudor en esta clase de contratos.

Artículo 1.º Ley sobre nulidad de los contratos de préstamos usurarios

A menudo, los bancos se escudan en el consentimiento del consumidor al firmar el contrato de préstamo. Sin embargo, si te encontrabas en una situación angustiosa al firmar o eras inexperto, la aceptación del contrato queda viciada.

Por desgracia esta circunstancia se da con bastante frecuencia en España. Si el banco incurrió en engaño o te indujo a error con condiciones que no eran transparentes, nosotros te podemos ayudar a reclamar.

Jurisprudencia en reclamación de intereses abusivos

La Sentencia del Tribunal Supremo del 25 de noviembre de 2015 respalda a muchos españoles que han demandado el abuso en sus créditos personales, donde se aplicaron intereses usurarios, claramente desproporcionados.

¿Puede la entidad justificar un aumento de los intereses? La respuesta depende de la proporcionalidad. En ciertos casos, puede ser justificable que apliquen un interés superior, pero la elevación desmedida, especialmente en préstamos al consumo, no puede ser respaldada.

Si la financiera no puede justificar la presencia de circunstancias que respalden estos intereses excesivos; solo pueden alegar el consentimiento del consumidor, que la justicia ya ha dictaminado que no es una manifestación de voluntad válida.

¿Cómo saber si son intereses abusivos?

La clave para evaluar si los intereses son abusivos no radica en compararlos con el interés legal del dinero, sino con el interés normal o habitual en el mercado. Tampoco compares el porcentaje de la TAE con el interés nominal, ya que este último no es representativo.

Para evaluar si los intereses son superiores al interés normal del dinero, debes comparar el TAE (Tasa Anual Equivalente) de la operación con el interés medio de los préstamos al consumo en la fecha del contrato.

El Banco de España ofrece una calculadora que facilita estas operaciones. Si el banco no te ha proporcionado la TAE, tienen la obligación de hacerlo para que puedas comparar entre diferentes ofertas de préstamos. Además, el Banco de España publica estadísticas sobre los tipos de intereses aplicados por distintas entidades.

Puedes utilizar todas estas herramientas e información para determinar si puedes reclamar intereses abusivos en tu préstamo personal. En caso de duda, contacta con nosotros hoy mismo, cuéntanos tu caso y estudiaremos la posibilidad de cursar una reclamación.

Consecuencias más allá del endeudamiento

En España, muchas entidades, especialmente los grandes bancos, han llegado a aplicar intereses superiores al 20% mediante productos como microcréditos o créditos rápidos. Se trata de un interés desproporcionado, sobre todo cuando el Banco de España sugiere que debería oscilar alrededor del 8%.

Contratar un préstamo con intereses exorbitantes no solo lleva a la sobreendeudación, sino que también carga al prestatario con las consecuencias del impago, una carga que normalmente no debería existir. La necesidad no justifica intereses desproporcionados ni desmesurados.

Cuando un juez declara los intereses como usurarios, la principal consecuencia es la nulidad del contrato. El prestamista debe reembolsar todo lo cobrado de más, y el prestatario solo debe pagar la suma recibida en concepto de crédito.

Reclamaciones retroactiva con sentencias firmes

Un aspecto muy interesante y que desconocen muchos consumidores, es que existe la posibilidad de reclamar de manera retroactiva los intereses abusivos, incluso en el caso de haber reclamado y tener una sentencia firme que resulta injusta para el consumidor.

Esto se debe a una resolución de la Audiencia Provincial de Madrid, donde se condenó a una entidad de crédito a devolver intereses abusivos a pesar de existir una sentencia firme.

Los magistrados aplicaron el criterio del Tribunal de Justicia Europeo, estableciendo efectos retroactivos desde la formalización del contrato. Es decir, aunque se haya juzgado tu caso, todavía tienes la posibilidad de iniciar el proceso de recuperación y reclamación.

Hasta la fecha, muchas entidades financieras en España, como Banco Santander, BBVA, La Caixa, Cofidis, Cetelem, entre otras, han enfrentado sentencias firmes por préstamos abusivos.

Reclama tus derechos, recupera lo que es tuyo con ayuda de abogados expertos en Marbella y Málaga capital. Si sospechas que te han cobrado intereses abusivos, llámanos o envía el siguiente formulario explicándonos tu caso. Estaremos encantados de valorarlo y ofrecerte soluciones personalizadas.

Infórmese sin compromiso

Rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad

    Autor: Odériz Echevarría

    Despacho de abogados especializado en derecho de Familia y Civil. Ponemos a su servicio más de 25 años de experiencia defendiendo a clientes.

     

    Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies