Los gastos extraordinarios de los hijos

gastos extraordinarios de los hijos

Los gastos extraordinarios de los hijos son aquellos que no están incluidos en los gastos regulares de la familia; como por ejemplo: la educación, los deportes, las actividades extracurriculares, los campamentos, las vacaciones, etc.

¿Qué son los gastos extraordinarios?

En un divorcio con hijos existen dos tipos de gastos: los ordinarios y los extraordinarios.

Los gastos ordinarios son todos aquellos gastos que son necesarios para el cuidado y sustento de las necesidades del menor y que podían estar previstos en el momento de la separación o el divorcio, incluyéndose por tanto en la pensión alimenticia. Estos gastos son previsibles, periódicos e indispensables. Este tipo de gastos podrían ser: la vivienda, alimentación, material escolar, ropa y calzado, sanidad, etc.

En cambio, los gastos extraordinarios son aquellos gastos imprevisibles y excepcionales, pero que a la vez son necesarios para los hijos. Estos gastos no se encuentran dentro de la pensión de alimentos, pero igualmente se deben de hacer frente.

Estos gastos se establecen en el Convenio Regulador si es un divorcio de mutuo acuerdo o divorcio express o bien en la sentencia de divorcio si es un divorcio contencioso.

Requisitos que debe cumplir un gasto para que sea considerado como extraordinario

Estas son las características que hacen que un gasto sea considerado como gastos extraordinarios:

  • Deben ser necesarios para el interés del menor.
  • Excepcionales. No son periódicos y por lo tanto puede surgir su necesidad o no.
  • Son imprevisibles porque no se sabía que iban a producirse.
  • Imprescindible para la vida del menor o simplemente no se pueden eludir.

¿Cómo saber si un gasto es ordinario o extraordinario?

Como acabamos de mencionar, un gasto extraordinario tiene que cumplir los requisitos de expecionalidad, imprevisibilidad y necesidad. Por lo que la solución a la pregunta sería sencilla: ver si ese gasto cumple con los requisitos. Sin embargo, en la práctica es mucho más complicado.

Si quieres conocer si un gasto es extraordinario solo tienes que acudir a la sentencia de divorcio para consultar el tipo de gasto que es. Sin embargo, si en la propia sentencia de separación o divorcio no vienen recogidos de manera específica y detallada los gastos que se consideran ordinarios o extraordinarios, el proceso para determinar cómo se considera dicho gasto es el siguiente:

  1. Solicitar una factura proforma.
  2. Comunicar el gasto al otro progenitor. En este paso, pueden ocurrir dos cosas: que el otro progenitor esté conforme o que no. Si está conforme y existe mutuo acuerdo, cada uno pagará su parte correspondiente. En el caso de que no esté conforme, procedemos al siguiente paso.
  3. Si el otro progenitor está en contra, presentamos un incidente en el Juzgado. En este caso, será el Juez quién decida si ese gasto es extraordinario o no.
  4. Por último, se ejecuta sentencia.

Clasificación de los gastos extraordinarios

Existen diferentes tipos de gastos extraordinarios, que podemos clasificar en necesarios y no necesarios. A continuación, explicaremos la diferencia entre ambos:

  1. Los gastos extraordinarios necesarios son aquellos imprescindibles para la vida de los menores, que no se sabía que iban a producirse. No pueden eludirse, es necesario asumir el gasto en la proporción que se hubiera determinado en Sentencia.
  2. Los gastos extraordinarios no necesarios son aquellos que no resultan esenciales aunque sean convenientes.

Esta distinción es importante porque únicamente se abonarán por ambos progenitores los gastos extraordinarios necesarios.

Por el contrario, los gastos extraordinarios no necesarios solo serán exigibles en caso de que ambos progenitores estén conformes con la realización de las actividades y su abono (por ejemplo, clases de inglés extraescolares).

Si uno de los progenitores no está de acuerdo en la realización del gasto, éste se abonará por el progenitor que quiera que el menor realice la actividad concreta y no podrá interferir en el régimen de visitas del otro progenitor que no la consiente.

Gastos extraordinarios, ¿cuáles son?

Normalmente los gastos extraordinarios hacen referencia a dos ámbitos: escolar y médico.

  • Los gastos médicos como podrían ser: tratamiento psicológico, logopeda, fisioterapia, tratamiento dentales, uso de gafas, intervenciones quirúrgicas de emergencia, etc.
  • Los gastos educativos, como podrían ser: clases o actividades extraescolares, universidades privadas, etc.

El viaje de fin de curso, ¿cómo sería considerado?

Este ejemplo sería considerado un gasto extraordinario no necesario. Es una actividad de carácter no esencial.

Claramente al menor le hará ilusión poder realizar el viaje de fin de curso, pero a ojos de la ley no es considerado con un gasto extraordinario necesario.

Estará en manos de los progenitores realizar el pago de este gasto y que sea exigible.

¿Cómo se pagan los gastos extraordinarios de los hijos?

Los gastos extraordinarios deberán ser abonados por ambos progenitores. Por norma general, los gastos se pagan al 50%. Es decir, una mitad lo paga un progenitor y la otra mitad, el otro.

Sin embargo, dependiendo del caso y las circunstancias, se podrá acordar en el convenio regulador un porcentaje distinto para cada uno. Aunque en ningún caso se suele establecer que uno de los progenitores tenga que abonar el 100% de los gastos, salvo que se establezca de mutuo acuerdo por ambos.

Abogado para divorcio con hijos

Hay tantos criterios como audiencias provinciales; por lo que dependiendo dónde residas, tu audiencia provincial puede considerar un gasto ordinario o extraordinario.

Si te surgen problemas a la hora del pago de los gastos extraordinarios de los hijos, lo mejor es contactar con un abogado especializado en divorcios. En Odériz Abogados te ayudaremos a declarar la necesidad del pago y reclamar el pago compartido.

Infórmese sin compromiso

Rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad







    Autor: Odériz Echevarría

    Despacho de abogados especializado en derecho de Familia y Civil. Ponemos a su servicio más de 25 años de experiencia defendiendo a clientes.

    Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies