Conflictos en comunidades de propietarios

Conflictos en comunidades de propietarios

Por desgracia no es raro tener malas relaciones con algunos vecinos, cuando hay diferencias de edad, diferencias culturales, etc. es normal que surjan los conflictos en comunidades. Por suerte, la mayoría de casos se puede resolver mediante el diálogo y la mediación.

Como es lógico, si el diálogo y la mediación no dan sus frutos, emplearemos los cauces legales para defender sus intereses.

¿Por qué se producen los conflictos en comunidades?

Algunas de las causas más habituales de conflictos en comunidades son:

  1. Ruido excesivo: El ruido constante, ya sea por música alta, fiestas, obras, mudanzas u otras actividades cotidianas suele es una de las razones más frecuentes.
  2. Mascotas: Los problemas relacionados con las mascotas, como ladridos constantes, excrementos sin recoger o animales agresivos, pueden generar tensiones entre vecinos.
  3. Uso indebido de espacios comunes: Cuando un vecino utiliza de manera inapropiada las áreas compartidas, como piscina, aparcamiento, jardines, pistas de pádel, etc.
  4. Incumplimiento de normas de convivencia: El no respetar las normas y reglamentos establecidos en la comunidad, como el horario de silencio, el mantenimiento de las zonas comunes o el uso de determinadas instalaciones.
  5. Problemas de convivencia personal: Diferencias de personalidad, estilos de vida o comportamientos incómodos o de acoso pueden producir roces y enfrentamientos entre vecinos.
  6. Problemas de mantenimiento y reparaciones: Desacuerdos sobre quién es responsable de realizar y costear las reparaciones o el mantenimiento de áreas comunes o elementos compartidos.

Problemas con vecinos conflictivos

Cuando tenemos problemas con vecinos y no sabemos dónde acudir, nuestra recomendación es buscar un buen abogado experto en asuntos inmobiliarios y civiles. Por nuestra formación y experiencia conocemos en detalle la legislación en España, así que podremos estudiar su caso y asesorarle sobre las posibles soluciones.

En muchas comunidades surge la figura del vecino conflictivo, el que por una o varias razones tiene enfrentamientos con el resto de la comunidad. Sabemos que puede dificultar mucho la convivencia y generar tensiones, pero siempre debemos actuar por la vía pacífica.

Si deseas evitar el conflicto y las discusiones porque te desagradan o porque la situación ya es muy tensa, nosotros podemos actuar en tu nombre tanto en el diálogo directo con tu vecino como en las reuniones de la comunidad.

Vecinos ruidosos y molestos

En Málaga es habitual que nos encontremos con casos de vecinos ruidosos, molestos e incluso acosadores. Hay personas que por diversas razones no respetan a sus vecinos, pueden tener ideas equivocadas sobre sus derechos, sobre las normas de la comunidad y la legislación en general.

Lo habitual cuando se producen conflictos en comunidades es que en un principio los vecinos toleren sus acciones porque piensas que es algo puntual, pero si la situación se repite durante varios días, se agrava o hace caso omiso a las peticiones vecinales, hay que tomar medidas de manera firme y pacífica.

Si vivimos en un piso de alquiler, debemos hablar con el propietario para que tome medidas. Si el problema persiste, la Ley de Arrendamientos Urbanos nos permite rescindir el contrato si el ruido es molesto.

En el caso de viviendas en propiedad, el presidente de la comunidad o el administrador pueden exigir al vecino que cese el ruido según la Ley de Propiedad Horizontal.

Si es necesario, podemos recurrir a la policía local o la Guardia Civil, pero es importante conocer las ordenanzas municipales sobre ruidos vigentes en nuestro municipio. Estas normas establecen los horarios en los que está permitido hacer ruido, generalmente entre las 8 de la mañana y las 10 de la noche.

Es cierto que la justicia en España en ocasiones puede tomar su tiempo, pero poner una demanda ante el juzgado de lo civil nos permitirá obtener una indemnización por los perjuicios psicológicos y emocionales derivados del ruido y cualquier otro tipo de molestia ocasionada.

Cómo resolver conflictos entre vecinos

Si tienes vecinos ruidosos o molestos sigue los siguientes pasos para intentar resolver los conflictos:

  1. Evalúa si el vecino es ruidoso o molesto de manera constante o solo ocasionalmente. Algunas actividades normales pueden generar algo de ruido, como las reformas o las mudanzas. Es importante considerar la razón del ruido y con qué frecuencia ocurre. No es lo mismo un vecino que pasa la aspiradora que uno que hace fiestas ruidosas a altas horas de la noche. Intenta entender su situación, pero si el ruido es constante y molesto, es necesario tomar medidas.
  2. Habla con el vecino en cuestión. A veces, nuestras relaciones con los vecinos no son cercanas, lo que dificulta el diálogo. Sin embargo, intenta establecer una relación amistosa y comunícate de manera tranquila pero clara. Explícales cómo su ruido afecta a tu descanso y bienestar. En muchos casos, esto es suficiente para resolver el problema.
  3. Si el vecino no responde, busca el apoyo de otros vecinos afectados. Habla con ellos y explícales la situación. Es importante que haya testigos presentes cuando vuelvas a hablar con el vecino ruidoso, demostrando que has intentado solucionar el conflicto de manera pacífica.
  4. Comunícate con el presidente de la comunidad o el administrador de fincas. Si el vecino no coopera, es recomendable informar al presidente de la comunidad de propietarios o al administrador de fincas. Ellos pueden mediar en el conflicto o tomar medidas adecuadas.

Estas son las pautas generales, pero como es natural cada caso es único. En esencia se trata de optar siempre por la vía pacífica utilizando el diálogo y la mediación. Ahora bien, si el problema persiste, debes buscar asesoramiento legal para conocer tus derechos y las opciones legales disponibles.

Abogados para conflictos vecinales

Muchos conflictos entre vecinos se resuelven gracias a la mediación, la figura del abogado en estos casos transmite respeto y contribuye a calmar los ánimos. Es importante escuchar a las partes en el conflicto para encontrar las opciones más beneficiosas para resolver el problema.

Las conductas denunciables en una comunidad las podemos intentar resolver mediante mediación, pero si un vecino no atiende a los requerimientos siempre podemos optar por utilizar los cauces legales, presentar una denuncia y acudir a los tribunales.

En el despacho de abogados Odériz Echevarría te podemos ayudar, solicita hoy mismo tu cita, te podemos atender personalmente en nuestras oficinas de Marbella o Málaga capital.

Infórmese sin compromiso

Rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad

    Autor: Odériz Echevarría

    Despacho de abogados especializado en derecho de Familia y Civil. Ponemos a su servicio más de 25 años de experiencia defendiendo a clientes.

     

    Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies