Tarjetas revolving

tarjetas revolving cómo se usan

Las tarjetas revolving se parecen a las tarjetas de crédito porque permiten aplazar los pagos. La diferencia es que una tarjeta de crédito no suele tener intereses si pagamos a mes vencido, en cambio las tarjetas revolving permiten pagar en las cuotas que elija el usuario aplicando unos intereses.

En determinadas épocas del año como las rebajas, Blackfriday, Navidades, Día de Reyes o eventos especiales muchas familias necesitan tarjetas de crédito para cubrir los gastos extra. Las tarjetas revolving proporcionan ese saldo extra que facilita el pago a plazos pero con elevados intereses.

Hay que tener presente que para los bancos los préstamos al consumo son operaciones de mayor riesgo y por eso suelen tener comisiones más altas, con TAE por encima del 20%.

Además de proporcionar crédito las tarjetas revolving se suelen contratar porque ofrecen ventajas adicionales. Por ejemplo es habitual que incluyan seguros, descuentos en determinados establecimientos, etc.

Cómo funcionan las tarjetas revolving

La entidad financiera nos ofrece un «saldo extra» que en realidad es un préstamo preconcedido de una determinada cantidad. Si hacemos uso de él cada mes tendremos que devolver una parte. A medida que se salda la deuda el dinero vuelve a estar disponible para seguir gastando hasta el límite establecido. De ahí el nombre revolving, es como una rueda, un préstamo que nunca terminamos de pagar porque a medida que devolvemos podemos seguir gastando.

Parece un producto financiero sencillo y práctico, pero fácilmente se puede convertir en un «regalo envenenado». El principal problema es que mientras haya deuda pendiente los intereses se van acumulando.

Como es normal en el contrato de la tarjeta vienen especificadas las formas de amortizar la deuda. Sin embargo el primer problema es muchas personas no leen la letra pequeña. En cualquier caso las opciones son pagar cada mes un porcentaje o un pago fijo. En ambos casos el importe pagado incluye tanto los intereses como las comisiones que correspondan.

  • Pagar un porcentaje: el cliente puede escoger el porcentaje de saldo pendiente que va a devolver cada mes dentro de unos mínimos y máximos.
  • Pagar una cantidad fija: en este caso el cliente escoge pagar una cuota fija dentro de unos márgenes mínimos y máximos.

Sea cual sea la opción escogida, al pagar a plazos se pagarán intereses. Al ser pequeñas cantidades cada mes, el coste de los intereses suele pasar desapercibido. Si el usuario continuamente aplaza los pagos, como es lógico puede llevar a una espiral de incremento de la deuda muy costoso.

Reclamaciones por tarjetas revolving

En los últimos años ha aumentado el número de reclamaciones ya que muchos usuarios no entienden bien este producto financiero. Piensan que van a poder disponer de un préstamo que podrán devolver en cómodos plazos sin prestar atención a las comisiones. Ingenuamente escogen un pago a plazos con la tarjeta y acaban llevándose una desagradable sorpresa por el excesivo coste del préstamo.

Es cierto que las condiciones se especifican en el contrato, pero si las comisiones son abusivas el titular puede reclamar. En España existe la Ley de Represión de la Usura desde hace más de un siglo, la cual permite a los clientes de entidades bancarias recuperar su dinero. Concretamente la Ley de 23 de julio de 1908 sobre nulidad de los contratos de préstamos usurarios, en el Artículo 1º dice:

Será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso ó en condiciones tales que resulte aquél leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario á causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia ó de lo limitado de sus facultades mentales.

Como vemos esta ley no especifica un porcentaje, pero la gran mayoría de tarjetas revolving aplican intereses por encima del 20% y hay sentencias que ya lo han declarado abusivo.

Sentencias por créditos revolving

Lo primero antes de aceptar cualquier tarjeta es conocer las condiciones del servicio. Tanto los intereses ordinarios como los moratorios, es decir los que se aplican si no pagamos. Si por descuido nos vemos atrapados en una deuda por intereses abusivos (por penalizaciones, por seguros, de mantenimiento, etc.) se puede consultar con un abogado. Éste estudiará la viabilidad del préstamo y valorará la posibilidad de recuperar todo o parte los intereses pagados.

Una de las más comentadas es la Sentencia del Tribunal Supremo n.º 628/2015, de 25 de noviembre de 2015. Esta sentencia consideró que se había infringido el art. 1 de la Ley de Represión de la Usura porque el crédito «revolving» concedido por el banco al cliente acreditado que recurre estableció un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado en relación con las circunstancias del caso.

En este caso concreto el interés era del 24,6% TAE, más del doble del interés medio ordinario en las operaciones de crédito al consumo de la época en que se concertó el contrato, y notablemente superior al normal del dinero. Además al cliente se le hacían cargos periódicos por intereses y prima de seguro, comisiones por disposición de efectivo por cajero, así como por emisión y mantenimiento de tarjeta.

Listado de tarjetas revolving

Este listado no es exhaustivo, pero incluye las tarjetas revolving más utilizadas en España. Probablemente tengas alguna de ellas y ni siquiera lo sabías.

Algunas de estas tarjetas pueden funcionar como tarjeta de crédito normal, a mes vencido liquidas la deuda sin intereses y listo. Sin embargo al escoger la opción de saldar la deuda a plazos se consideran tarjetas revolving:

  • Tarjetas Affinity Card
  • Tarjetas Alcampo Oney
  • Tarjetas Bankinter Visa, Vodafone y BankinterCard
  • Tarjetas BBVA A Tu Ritmo, Después, Negocios
  • Tarjetas Caixabank American Express, Mastercard y Visa
  • Tarjetas Carrefour Pass
  • Tarjetas Cetelem
  • Tarjetas Citibank
  • Tarjetas EVO Finance
  • Tarjetas IKEA Visa
  • Tarjetas Santander Consumer Finance (VISA Eroski Red, IKEA Family, Ventajon)
  • Tarjetas Wizink

Si actualmente tienes alguna de estas tarjetas y piensas que estás pagando demasiados intereses ponte en contacto con nosotros. Incluso si ya no tienes la tarjeta pero te sentiste estafado al tener que pagar demasiado puedes reclamar una devolución.

Por experiencia sabemos que la mayoría de estas tarjetas aplica intereses por encima de lo legal. En Odériz Echevarría contamos con abogados especializados reclamación de tarjetas revolving. Estudiamos tu caso y si es viable te ayudamos a recuperar los intereses, la comisiones e incluso el seguro de impago. Rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Infórmese sin compromiso

Rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad







    Autor: Odériz Echevarría

    Despacho de abogados especializado en derecho de Familia y Civil. Ponemos a su servicio más de 25 años de experiencia defendiendo a clientes.

    Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies