Régimen de visitas de los abuelos

regimen de visitas de los abuelos

El régimen de visitas de los abuelos es un derecho que figura en el Código Civil. Ante una separación o divorcio, a menos que exista una causa justa, no se puede impedir las relaciones del hijo con sus abuelos y otros familiares.

Como es natural en los casos de custodia compartida es mucho más sencillo, ya que cuando su hijo tiene la custodia pueden aprovechar para ver a sus nietos. Pero la realidad en nuestro país es que sigue habiendo mayor número de custodias monoparentales, que es donde suelen suceder este tipo de problemas.

En noviembre de 2003 entró en vigor una modificación del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil donde se reconoce que los abuelos desempeñan un papel fundamental de cohesión y transmisión de valores en la familia. Siempre velando por el interés de los menores, los abuelos pueden interponer una demanda para reclamar de un régimen de visitas.

Como es lógico los abuelos no tendrán los mismos derechos que un progenitor, pero sin duda pueden lograr que un juez les permita ver a sus nietos. Si le ponen trabas para ver a sus nietos, lo mejor es solicitar ayuda a un abogado experto en Derecho de Familia.

La importancia de los abuelos en un divorcio

Los abuelos son un pilar fundamental en la familia, sin embargo cuando se produce una separación o divorcio parecen quedar al margen. Algunos evitan tomar parte justamente por miedo a dejar de ver a sus nietos. Por desgracia es habitual que se cree una especie de cordón sanitario para distanciar a los menores del progenitor que no tiene la custodia y de sus parientes.

Si existía una relación fluida con los abuelos, los tíos y los primos este muro imaginario hará que la separación sea aún más traumática para los menores. Si les desconcierta que sus padres se separen, menos aún entienden que desaparezca buena parte de sus parientes.

Es normal que los niños no lleven bien la separación de sus padres pero no les queda más remedio que adaptarse. Ante este terremoto emocional los abuelos pueden desempeñar un papel crucial en su estabilidad y desarrollo. Cuentan con la autoridad moral y al mismo tiempo con la suficiente distancia de cualquier problema de la pareja como para apoyar a los menores y ayudarles a neutralizar los efectos negativos y traumáticos de esta situación.

Cuando se producen enfrentamientos entre los progenitores, los abuelos pueden ser un referente de estabilidad. Un puerto seguro donde refugiarse y hablar de sus miedos o problemas. Si acontecen eventos como bautizos, comuniones, cumpleaños o bodas pueden mediar para que el menor no deje de acudir.

Derechos de los abuelos en un divorcio

En estas situaciones de crisis familiar se debe aprovechar a los abuelos y no marginarlos. Por su dilatada experiencia y su grado de parentesco pueden ser de gran ayuda. Proporcionan un cariño diferente al de un progenitor, pueden transmitir valores muy importantes y no van a estar para siempre.

El artículo 160 del Código Civil en España establece que: «No podrán impedirse sin justa causa las relaciones personales del hijo con sus abuelos y otros parientes y allegados. […]». Si alguno de los progenitores se opone, tanto los abuelos como el menor pueden solicitar que un juez resuelva por vía judicial un régimen de visitas.

En estos casos siempre se tiene presente el interés del menor, pero también se valoran otros factores. Por ejemplo se tiene en cuenta la relación familiar previa al divorcio, la edad de los abuelos, la situación personal del progenitor que tiene la custodia, etc.

Régimen de visitas de los abuelos paternos

Actualmente la tendencia al alza es la custodia compartida. No obstante, en Andalucía y buena parte de España sigue predominando la custodia monoparental y en favor de la madre. Por tanto muchos abuelos paternos se están viendo es una situación desagradable en la que tienen dificultades para ver a sus nietos con cierta regularidad.

También se dan casos dramáticos de padres que se habían separado o divorciado que fallecen por accidente o enfermedad. La madre como es natural continúa con su vida, pero al haber fallecido el padre poco a poco se desvincula de la familia paterna. De hecho es posible que decida mudarse a otra ciudad haciendo aún más difícil la visita de los abuelos.

En estos casos los abuelos paternos pueden solicitar un régimen de visitas. Siguen siendo los abuelos y tienen derecho a ver a sus nietos. Sin embargo debemos recordar que los derechos de los abuelos no son equiparables a los del padre, por eso recomendamos acudir siempre a un abogado de familia con experiencia.

Infórmese sin compromiso

Rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad






Author: Odériz Echevarría

Despacho de abogados especializado en derecho de Familia y Civil. Ponemos a su servicio más de 25 años de experiencia defendiendo a clientes.