Incumplimiento del régimen de visitas

Incumplimiento Régimen de visitas

Son muchas las excusas que alega el progenitor no custodio para justificar el incumplimiento del régimen de visitas. Conoce aquí qué ocurre en esta situación y cómo actuar.

En la mayoría de los casos, el padre o progenitor no custodio emplea los siguientes argumentos para justificar su incumplimiento:

  • El horario de trabajo no me permite visitar a mis hijos.
  • Mi hijo no se lleva bien con mi nueva pareja.
  • La madre de mi hijo no me deja visitarlo.
  • Es mi hijo el que no quiere estar conmigo.

¿Qué ocurre si el progenitor no custodio es el que no cumple con las visitas establecidas?

Como ya hemos indicado anteriormente, el progenitor no custodio, es decir, el que no convive con los menores diariamente, tiene la obligación de cumplir con lo establecido en Sentencia de divorcio o en Sentencia de Patria Potestad, pensión de alimentos, custodia y régimen de visitas.

Por ello, es primordial que exista este documento exigible. Si no tenemos un régimen de visitas establecido en una sentencia judicial, no podremos reclamar nada.

Debemos indicar que, antes de la reforma del código penal en 2015, incumplir con el régimen de visitas conllevaba una falta penal la cual llevaba aparejada una condena de una multa económica y unos antecedentes penales.

En cambio, a partir de esta reforma penal, en la cual se eliminaron las faltas, el incumplimiento del régimen de visitas desaparece y a la única vía judicial que podemos acudir es a la civil. A través de una demanda de ejecución de sentencia.

Para ello es imprescindible que se ponga en contacto con un abogado especialista en Derecho de Familia, para que puedan llevarle su caso con la mayor efectividad posible.

¿Cómo actuar en caso de incumplimiento de régimen de visitas por parte de progenitor no custodio?

Son muchas las excusas o lo motivos que alega el progenitor no custodio para justificar su incumplimiento; como por ejemplo el trabajo, que los niños no quieren venir conmigo, a mi nueva pareja no le gustan los niños, etc.

No obstante, independientemente las excusas que ponga el progenitor, se está incumpliendo la Sentencia que establece esta obligación; por lo que deberemos actuar.

Para ello, lo primero es intentar llegar a un acuerdo con el progenitor no custodio para que se puedan cumplir las visitas o para reducirlas o eliminarlas y una vez llegado a un acuerdo, deberemos recogerlo en una modificación de medidas, para que quede establecido en Sentencia. Sin duda esta solución es la más ventajosa y la que menos problemas va a generar en los hijos.

Para ello es imprescindible iniciar un procedimiento de modificación de medidas judicial, en este caso de mutuo acuerdo. En este caso es necesario abogado y procurador, por lo que debes contactar con un abogado especialista en Derecho de Familia.

Si no podemos llegar a un acuerdo, deberemos instar una demanda de ejecución de Sentencia para obligar al progenitor que tiene que cumplir las visitas a hacerlo. Además, en dicho procedimiento se debe hacer hincapié que, en caso de volver a incumplir la sentencia, se le puede imponer una multa y un delito de desobediencia judicial.

Si necesita un abogado especialista en custodias y régimen de visitas, no dude en contactarnos. Estaremos encantados de poder ayudarle de una manera especializada y con la empatía que necesita cada caso.

Infórmese sin compromiso

Rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad







    Autor: Odériz Echevarría

    Despacho de abogados especializado en derecho de Familia y Civil. Ponemos a su servicio más de 25 años de experiencia defendiendo a clientes.

    Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies