Diferencias entre calumnias e injurias

calumnias e injurias

Los delitos de calumnias e injurias se suelen mencionar en la prensa y otros medios de comunicación. Esto ocurre justamente porque al expresarse algún personaje público, partido político o medio de comunicación llegan a incurrir en acusaciones falsas o en ausencia de pruebas. Vamos a ver cuáles son las diferencias y las sanciones que se pueden aplicar.

Si eres la persona que ofence, debes saber que la única manera de librarse de este delito es demostrando que las acusaciones son ciertas u obteniendo el perdón de la persona ofendida. De lo contrario, dependiendo de la gravedad del caso, se deben afrontar castigos como retractaciones, sanciones económicas e incluso pena de prisión.

Si eres la persona ofendida, es necesario presentar una querella para que actúe la justicia. Salvo que seas un funcionario público, autoridad o agente de la misma y los hechos estén relacionados con el ejercicio del cargo, en tal caso la justicia puede proceder de oficio, es decir, sin necesidad de querella.

Qué son las calumnias

Las calumnias, de acuerdo con los artículos 205 y 206 del Código Penal, implican la imputación de un delito con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad. Es decir, calumniar es acusar a alguien de hacer algo malo sabiendo que no es verdad o sin importarte si es verdad o no.

Estas acusaciones falsas son castigadas con penas de prisión o multa, siendo más severas si se propagan con publicidad.

No obstante, el acusado de calumnia puede quedar exento de pena probando la verdad de lo imputado. La calumnia y la injuria se consideran con publicidad cuando se propagan por medios como la imprenta o la radiodifusión, siendo responsable solidaria la persona o entidad propietaria del medio informativo.

La reparación del daño en estos casos también puede incluir la publicación de la sentencia condenatoria.

Ejemplo de Calumnia

Imagina que en un entorno laboral, una persona difunde deliberadamente información falsa sobre su jefe. Lo acusan de malversación de fondos sin tener pruebas y con pleno conocimiento de la falsedad de sus afirmaciones.

Esta acción, al imputar un delito inexistente al jefe con malicia y conocimiento de la falsedad, podría considerarse calumnia y estar sujeta a sanciones penales.

Qué son las injurias

Las injurias, según el Código Penal español (artículos 208 y 209), se definen como acciones o expresiones que lesionan la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación. Es decir, injuriar es básicamente hablar o hacer algo que dañe la reputación de otra persona.

Para constituir un delito, las injurias deben ser consideradas públicamente como graves en cuanto a su naturaleza, efectos y circunstancias. Salvo cuando se imputen hechos y se realicen con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad.

Las injurias graves hechas con publicidad se castigan con pena de multa, según la gravedad de la difamación.

Ejemplo de Injuria

Un individuo publica en redes sociales comentarios denigrantes sobre la reputación de su colega de trabajo, acusándolo falsamente de conductas inapropiadas en el ámbito profesional. Estos comentarios, al ser públicos y perjudiciales para la imagen del afectado, podrían constituir un delito de injuria, ya que lesionan la dignidad y estimación de la persona afectada.

¿Cuáles son las sanciones por calumnias e injurias?

El Código Penal español establece sanciones específicas para las calumnias e injurias. En el caso de las calumnias, que implican la imputación falsa de un delito, la pena puede ser de prisión de seis meses a dos años o una multa de 12 a 24 meses, especialmente si se propagan con publicidad. Cuando se dan otras circunstancias, la multa puede ser de 6 a 12 meses.

En cuanto a las injurias, acciones o expresiones que lesionan la dignidad de otra persona, la gravedad determinará la penalización. Las injurias graves hechas con publicidad pueden resultar en una multa de 6 a 14 meses, mientras que en otros casos, la multa podría ser de 3 a 7 meses.

Hay que destacar que el acusado de calumnia o injuria puede ser eximido de responsabilidad si demuestra la veracidad de las imputaciones. En especial, cuando se dirigen contra funcionarios públicos en relación con el ejercicio de sus cargos o se refieren a infracciones administrativas.

Abogados expertos en delitos contra el honor

Si eres víctima de calumnias o injurias, debes saber que es necesario presentar una querella (una solicitud formal) para que la justicia intervenga. Como abogados expertos en delitos contra el honor te podemos ayudar y acompañar en todo el proceso.

Si estás involucrado en un caso de calumnias o injurias y necesitas asesoramiento legal, contacta con nuestro despacho de abogados hoy mismo. Te podemos atender personalmente en nuestras oficinas de Marbella o Málaga capital.

Infórmese sin compromiso

Rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad

    Autor: Odériz Echevarría

    Despacho de abogados especializado en derecho de Familia y Civil. Ponemos a su servicio más de 25 años de experiencia defendiendo a clientes.

     

    Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies