Hurtos y robos de menor cuantía

hurtos

Ya sea que te encuentres en la desafortunada situación de ser víctima de un hurto o robo de menor cuantía, o que te enfrentes a acusaciones relacionadas con estos delitos, es natural sentir preocupación y confusión sobre cómo proceder.

Vamos a abordar algunas de las preguntas más comunes y despejar las dudas que puedas tener sobre los hurtos y robos de menor cuantía. Como despacho de abogados te podemos asesorar y ayudar en este tipo de asuntos para defender tus intereses.

Entendemos que cada caso es único y que las implicaciones legales pueden ser abrumadoras. Por eso, estamos comprometidos a proporcionarte la información y la asistencia legal que necesitas para proteger tus derechos y alcanzar la mejor resolución posible.

Diferencia entre hurto y robo

La diferencia entre hurto y robo radica en el uso de la violencia o la intimidación. Mientras que en el delito de hurto se toma un bien ajeno sin emplear fuerza o miedo, en el robo se usa la violencia o la intimidación para obtener el bien.

El hurto implica tomar un objeto sin la voluntad del dueño, con el objetivo de obtener beneficio económico, pero sin emplear fuerza en las cosas ni violencia o intimidación en las personas.

Por otro lado, el robo implica la sustracción de un bien ajeno contra la voluntad del propietario. Puede realizarse de dos formas: mediante el uso de fuerza en las cosas, como forzar una cerradura para entrar en un lugar, o mediante violencia o intimidación en las personas, como puede ser amenazar a alguien para que entregue sus pertenencias.

En cuanto a las penas, generalmente son más severas para el robo que para el hurto. Por la gravedad de la conducta y el mayor peligro que implica para la integridad física y psíquica de las personas.

Tipos de hurto en el Código Penal español

El Código Penal en España establece tres tipos de hurto, cada uno con sus propias características y consecuencias legales.

  1. Hurto básico: Este tipo de hurto se produce cuando alguien toma cosas muebles ajenas con ánimo de lucro, sin la voluntad del dueño. Es la forma más común y simple de hurto, es una apropiación indebida. Dependiendo del valor de lo sustraído, se castiga con multa o penas de prisión cortas.
  2. Delito leve de hurto: Se aplica cuando el valor de lo sustraído no excede de 400 euros. En estos casos, se impondrá una pena de multa de uno a tres meses, a menos que concurran circunstancias agravantes. Esta modalidad busca evitar penas desproporcionadas en casos de hurto de escasa cuantía.
  3. Hurto agravado: Se comete cuando el hurto se realiza bajo circunstancias que agravan la responsabilidad penal del autor. Estas circunstancias pueden incluir el uso de herramientas especiales, la comisión del delito en grupo, la sustracción de bienes de valor especial, o la reincidencia en delitos de hurto. Las penas para el hurto agravado son más severas y pueden incluir prisión de uno a tres años, dependiendo de la gravedad de las circunstancias y el valor de los bienes sustraídos.

La pena por hurto sin antecedentes

Cuando una persona comete un hurto sin antecedentes penales, las consecuencias legales suelen ser más leves en comparación con aquellas aplicadas a individuos con historial delictivo previo.

Para el hurto sin antecedentes, el Código Penal en España establece lo siguiente:

  • Si el valor de lo sustraído es inferior a 400 euros, se considera un delito leve y se sanciona con una multa de uno a tres meses.
  • Si el valor de lo sustraído supera los 400 euros, se considera un delito menos grave y se castiga con prisión de seis a dieciocho meses.

En el caso de personas con antecedentes por hurto u otros delitos, las penas suelen ser más severas debido al riesgo que representan para la sociedad y a su menor propensión a la corrección de su conducta delictiva.

En estos casos, las autoridades pueden imponer sanciones como multas más elevadas, trabajos comunitarios o prisión prolongada. La idea es garantizar la seguridad ciudadana y fomentar la rehabilitación de los delincuentes reincidentes para evitar futuros delitos.

En esta línea, y respondiendo a la demanda social, en agosto de 2022 se implementó una medida que cambió sustancialmente las condenas para el delito leve de hurto en casos de multirreincidencia. Ahora, este tipo de delitos se considera menos grave y se castiga con prisión de seis a dieciocho meses, especialmente cuando se han neutralizado dispositivos de seguridad.

Es importante tener en cuenta que, con independencia de los antecedentes, las consecuencias del hurto también dependen del valor de lo sustraído. En general, la primera vez que se comete un hurto, la pena puede variar entre prisión de seis a dieciocho meses o multa de uno a tres meses, según el valor de lo sustraído y las circunstancias específicas del caso. Sin embargo, la suspensión de la pena es una opción discrecional del juez y no está garantizada al cien por ciento. En caso de reincidencia, las penas de prisión pueden ser más severas.

Delito leve de hurto

Como hemos comentado, el delito leve de hurto constituye una infracción penal que ocurre cuando una persona sustrae un bien de escaso valor sin emplear violencia ni intimidación.

Es importante destacar que este tipo de delito puede darse en grado de tentativa. Es decir, cuando se sorprende al individuo antes de consumar el acto delictivo. En estos casos, la sanción suele ser una multa de 15 a 30 días, aplicada de acuerdo al grado de ejecución alcanzado.

Una pregunta común es si el delito leve deja antecedentes penales. La respuesta es afirmativa. Sin embargo, los antecedentes derivados de un delito leve de hurto pueden cancelarse después de seis meses desde que se dicte la sentencia condenatoria y se haya pagado la multa impuesta.

En el caso de ser detenido por este tipo de delito, se puede proceder a un juicio rápido por hurto. En este proceso, que suele celebrarse pocos días después de la detención, se evaluará la situación ante un Juzgado de Instrucción.

Ante un proceso penal abreviado, es crucial contar con la asesoría legal de un abogado especializado en derecho penal. Si resides en Málaga, contacta con nosotros, te podemos asesorar y acompañar durante todo el proceso para defender tus intereses.

Un abogado proporcionará información sobre los derechos del acusado y las posibles consecuencias legales del delito. Además, representará al acusado durante la vista judicial, donde el juez determinará si procede condenarlo y qué pena aplicar.

Cómo librarse de un juicio por hurto

En situaciones de detención por hurto, existen algunas estrategias que pueden ayudar a enfrentar un juicio rápido. No obstante, para no meter la pata, lo más recomendable siempre es contar con la asesoría de un abogado especializado en delitos leves.

Una de las primeras medidas a tomar podría ser no confesar el delito sin la presencia y el consejo de un abogado. Ejercer el derecho a permanecer en silencio y solicitar la asistencia legal es fundamental para garantizar una defensa adecuada.

Recomendamos también no intentar huir del lugar del delito si te han pillado in fraganti. Cooperar con las autoridades y seguir sus instrucciones puede contribuir a una resolución más favorable del caso. Los intentos de fuga solo complicarán la situación y podrían aumentar las consecuencias legales.

Además, si es posible, devolver el objeto sustraído antes del juicio puede cambiar el curso de las actuaciones legales. Esta acción puede mostrar arrepentimiento y disposición a enmendar el error, lo cual puede influir en la evaluación del caso.

Jesús Odériz Echevarría

Infórmese sin compromiso

Rellene el formulario y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad

Tabla de contenidos